Close
Charlie Woods firmó su mejor registro con Tiger como caddie

La nota del sitio TenGolf.com cuenta perfectamente lo ocurrido. Davis Love III, capitán del equipo estadounidense de la Presidents Cup, estuvo en contacto telefónico durante toda la semana pasada con Tiger Woods. El californiano ejerció como ‘asistente’ a distancia, desde su casa del sur de Florida, ofreciendo sus impresiones de lo que podía ver por televisión del torneo. Pero el domingo, el Tigre cambió de rol para llevar la bolsa de su hijo en un torneo…

Charlie Woods, de 13 años de edad, agradeció el apoyo de su padre firmando la mejor tarjeta de su carrera hasta la fecha, un 68, con cuatro bajo par, en el Mission Inn Resort de Howey-in-the-HillsFlorida. Un resultado que le sirvió para empatar en cuarto lugar en su categoría (niños de 12 y 13 años) en un clasificatorio de 36 hoyos para el Notah Begay III Junior Golf National Championship.

Después de una vuelta de 80 en la primera jornada el sábado, Charlie se recuperó con un eagle, cuatro birdies y dos bogeys, ya con Tiger en la bolsa, para escalar en la clasificación. El punto culminante del día llegó en el par cinco del hoyo 14, en el que el pequeño Woods llegó a jugar un golpe de aproximación para albatros, aunque finalmente se ‘conformó’ con un eagle dado.

 

«Sabía que estaría cerca, pero no tanto», dijo tras su ronda sobre ese golpe. Las habilidades de Charlie han quedado patentes estos últimos años en el PNC Championship de padres e hijos del PGA Tour. En 2021 finalizó segundo empatado junto a Tiger sólo por detrás de John Daly y su hijo John II. Y aunque esta vez el que jugaba era solo él, el pequeño Woods no tardó en destacar la ayuda de Tiger.

«Papá me dijo que tuviera paciencia y jugara al golf de manera constante», dijo Charlie, que tras finalizar 11º empatado en el acumulado de los dos días de competición, no consiguió finalmente una plaza para el evento nacional de noviembre en Louisiana. «No podría haber jugado así sin él, algunas decisiones no habrían sido correctas, él me guió por el buen camino», añadió.

El triunfo fue para Misha Golod, con rondas de 73 y 71 golpes para un total de 144. El joven, de 15 años, fue noticia en marzo cuando él y su madre Vita partieron de Kiev, en Ucrania, para recorrer un largo viaje de 54 horas hasta Orlando, en Florida, apoyados por la industria del golf con el objetivo de que pudiera continuar con su carrera deportiva dejando atrás la guerra por el intento de invasión de su país por parte de Rusia.